Rugby Around The World

divendres, 10 d’agost de 2012

Innovar o Morir

El Boss de la SANZAR –los que dirigen el Rugby en el Hemisferio Sur-, Greg Peters, está pensando en aumentar el Súper 15, que a este paso cada año va a cambiar de nombre, piensa en los japoneses y sus yenes, en las islas del Pacífico con sus grandes jugadores de rugby, y en Argentina, el país que ha entrado en el 4 Naciones, y no estaría mal que tuviera algún equipo en la competición de clubs.  El Hemisferio Sur parece dispuesto a conquistar el Sur.  Unos números de esta edición, 66 millones de espectadores (un 16% más que el año pasado), y 2,6 millones de espectadores en vivo, un 10% más que el año pasado, nada, como la Liga BBVA, que cada año va perdiendo audiencia y espectadores en vivo, La Mejor Liga del Mundo.  Que malo es leer, te enteras de lo que ocurre en otros lugares del planeta.

Graham Henry continua dándole vueltas al partido que perdió en Francia en el 2007, dijo que fue “ingenuo y honesto” al explicar lo que sintió tras el partido –que el árbitro estaba comprado, pito regalado-, nada Sir Graham, déjelo, ya pasó, que esto no lo cambia nadie, que ese Mundial lo ganó Sudáfrica, segundos los de la Pérfida Albión y terceros la mejor Argentina de la historia.  Quien remueve mierda siempre termina oliendo mal.


Un placaje alto de Ben Tameifuna, jugador de los Chiefs a Ryan Kankowski, de los Sharks, evidentemente será sancionado.


En la final del Súper 15, cuando el juego se detenía sonaba ACDC, Gun’s and Roses o Queen, si vas a un campo de fútbol tienes a Coldplay, Shakira o el “Mossa Mossa asi voce me mata”, y todavía hay gente que me pregunta porqué me gusta el rugby y no el fútbol, ¿serán sordos?

Marc Lievremont dice que quiere volver al rugby, que tras convertir a Francia en subcampeona del mundo tienes ganas de regresar, para practicar el “rugby champagne” que tanto le gusta, para deleitarnos con esas tácticas ofensiva, ese dejar de lado el resultadismo para centrarse en el espectáculo, vuelve Marc. Marc espérons que vous ne pouvez pas vivre sans vous, sans votre rugby, ne pas suivre votre chemin.